Mediante los proyectos que lleva a cabo Diseño sin fines de lucro se benefician, directa e indirectamente, todas las partes involucradas:

La Universidad
La Universidad obtiene la posibilidad de extender sus saberes a la sociedad y de enriquecer el área de Extensión, formando personas capaces de seguir llevando a cabo este tipo de actividades. Simultáneamente, promueve una actitud solidaria entre los estudiantes y contribuye a la formación de alumnos y docentes mediante la difusión de informes referidos a los proyectos realizados. Como consecuencia, crece la importancia de la profesión para la sociedad y se amplían las posibilidades de trabajo.

Las ONG
Las ONG reciben, además del conjunto de piezas, un asesoramiento y asistencia gratuitos en materia de comunicación y diseño. Las entidades de menor escala suelen carecer de recursos tanto humanos como monetarios para difundir eficientemente sus actividades, investigaciones, acciones y servicios. En algunos casos hasta tienen dificultades para dar a conocer algo tan elemental como su propia existencia. El hecho de que su imagen no se condiga con su verdadero valor social, obstaculiza además la obtención de subsidios u otro tipo de apoyos económicos para que continúen desarrollándose.

Los estudiantes
Los estudiantes tienen la posibilidad de aplicar los conceptos aprendidos a un proyecto real y concreto, sin condicionamientos exclusivos de mercado. En la actualidad, el diseño es percibido como una herramienta ligada casi exclusivamente a los ámbitos comerciales. Por otro lado, son muy pocas las experiencias académicas que permiten a los alumnos interactuar con un comitente verídico, por lo que en general carecen al egresar de conocimientos tanto prácticos como teóricos para relacionarse con situaciones y clientes reales. Mediante esta experiencia los estudiantes practican la producción de originales de piezas de diseño, desarrollan su expresión oral y escrita, explotan el trabajo en equipo, y mejoran su capacidad de planificación, manejo de tiempos y división de tareas, entre otras cosas.

Los docentes
Los docentes que participan del proyecto obtienen un beneficio emocional que surge de la especificidad de cada proyecto. Aprenden sobre diversos temas relacionados con la Salud, refuerzan los lazos con los alumnos, y descubren nuevos enfoques sobre su profesión.

Otros beneficiarios
Por último, pero no por eso menos importante, se ven beneficiados indirectamente todos aquellos sectores relacionados con las ONG: pacientes, médicos, familiares de pacientes, colaboradores, etc., ya que las piezas que realizan los alumnos permiten a las ONG crecer, conseguir sustento económico, y cumplir con sus objetivos centrales.